El fracaso es necesario para el éxito

Blog, Fotografía de calle, Inspiración, Reflexiones

Los días malos hacen falta para que los haya buenos. Qué aburrido sería salir y acertar cada vez, menos mal que no es así,  por que la foto de calle es de todo menos fácil.

 

En la calle hay unas fases típicas que se repiten cada vez que salgo a fotografiar.

  1. Puesta en escena: Hay unos primeros minutos en los que estoy incómodo, la cámara me molesta y me pesa, he puesto mal el ISO y muevo el enfoque torpe con el dedo sin darme cuenta. No veo situaciones y las que veo están lejos. Lo que tengo cerca no me gusta.
  2. Zona del calentito: La cámara se hace ligera por que ya no me acuerdo de que la llevo en la mano. Los ajustes desaparecen de mi pensamiento. “Estoy montando en bici”. Ando despacio, un poco sonriente y observador. Veo cosas curiosas por todos lados, combinaciones de colores, sombras imposibles y personajes de todo tipo. Todo esto lo tengo siempre a mi lado y puedo disparar la foto sin más. En una hora en este estado pueden salir cinco o seis fotos que me gusten. De cada veinte veces que estoy en este estado me sale una foto de las que me enamoran. Tanto por el resultado como por sentirme afortunado de haberme cruzado con semejante serendipia.
  3. Caida: Me estoy cansando. Me duelen los pies. Tengo calor o frío o las dos cosas. La cámara me vuelve a molestar por que me pesa o incluso he gastado la batería. La luz ha cambiado o se me esta haciendo tarde. Me empiezo a sentir raro y ya no veo nada. Incluso me da pereza acercarme a algo que me llama la atención. Es hora de volver a casa.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Pues bien, si las fases fuesen siempre así por pura estadística conseguiría unas 1440 fotos que me gusten al año y unas 12 que me enamorasen saliendo a fotografiar cuatro o cinco días a la semana. La realidad es bien distinta, en parte por que con suerte salgo unos diez o quince días al mes y por otra por que la fase calentito es más difícil de conseguir de lo que parece.

Hasta aquí quería llegar con mi explicación:

No todos los días vas a conseguir estar en la zona del calentito

Y esto ¿es bueno o malo? Ni una cosa ni la otra, es algo que va a pasar si o si, unas veces por mi mismo y otra por el entorno. Paso de la fase uno a la tres sin ni siquiera oler la dos. El que algunos días no seas capaz de hacer una foto buena solo te va a motivar a luchar por ella y a valorarla cuando la obtengas. Es más, incluso puede que en la fase dos tampoco consigas las fotos. Lo importante es sentirse así, flotando en la calle y féliz de poder observar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un comentario en “El fracaso es necesario para el éxito

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s